Buscar
  • damianrodriguez191

“Los Ángeles de Pachi, brigada Anti-Ñorda”

Actualizado: 23 sept

Encontrábase Pachi, leyendo técnicas de tortura escrito por un exagente de la Stási , nacido en la comarca de Vic, rancio como un chorizo recién curado, y de orden, demócrata hasta cierto limite, (ya decían sus abuelos, que la libertad esta bien, pero había que cortarse el pelo) dentro de la brigada anti-ñorda se encargaba del despacho 4, llamado así por que el cuarto de unos despachos, que para pasar desapercibidos se encontraban en una nave de un polígono del extrarradio Barcelonés, que si le cuento cual es, me interrogaran a mi en una sala cerrada, sin luz y sin cámaras, se lo imaginan.


Se encargaba de la subversión ideológico-político, de un peligroso colectivo era combinación del botiflerismo-charneguismo, que ponía en peligro las esencias patrias, siempre presto como corderos a la satisfacción de las fobias de la “bona gent”;esto es, ellos, solo ellos ojo¡¡¡, se disponía llevaba un año en ello, en anular, si claro, democráticamente y transversalmente y tal , ya saben (el palo por el culo, si entraba en el culo de sus víctimas), para que democráticamente la mayoría social, se produjese de modo “espontáneo”, como un reguero de cadáveres políticos, literarios, intelectuales, en resumen un páramo de “Bona gent”.


Encontrábase reflexionando sobre nuevos métodos de tortura, y coerción “democrática”, para hacer un nuevo país que quizás haría de Sicilia un “paraíso” de la libertad de expresión, bajo la puerta apareció un expediente,- pero este tío es gilipollas- decía para si el mandamás del despacho 4, “contrasubversión ideológica” y Ñordismo varios, abrió la puerta- a ver Araujo¡¡¡¡¡, ósties¡¡¡- esta bien que como espía sea discreto y tal, pero quina merda es esto de no llamar a la puerta y ¿darme el expediente en cuestión?- se acercó con discrección, miro de un lado a otro, no había nadie más que él y su jefazo- Mi ex-novia está aquí trabajando con usted, y me he llevado el juego de “Bolas” Chinas- ah¡¡¡-exclamaba en voz baja su superior- ahora comprendo- el también miro de un lado al otro de la oficina, mientras le susurraba al oído- ya me las prestara-ambos guiñaron los ojos en símbolo de complicidad- mientras volvía tras de sí al despacho, recogió del suelo un breve expediente de un tipo, que en cuanto terminó de leer su expediente, concluyó de manera definitiva, debía ser eliminado por el bien de la patria, y de la decencia.



Romualdo Mascachapez, mileurista, escritor amateur, riéndose de la “bona gent”, desgraciado sin sentimientos, lleno de odio, a lo que no sea el narcisismo sentimiento de sentirse superior y poseedor de la verdad absoluta, racionalista, y lo más grave afiliado a la religión del sentido común desde su más tierna infancia, juntaletras de modo amateur, aunque era más conocido en su casa a la hora de comer, y una incidencia como la de una “cucaracha” a la hora de generar un terremoto, la foto, esos cachetones merecían ser probadas por sus porras extensibles, era verano solo se encontraban trabajando el , Araujo el “cipayo” de guardia, y las dos jóvenes incorporaciones era el dúo de la vainilla y el chocolate, entrenadas desde su más tierna infancia, por prescripción paterna en los mejores grupos mafiosos del Este y el Cártel de Jalisco, obteniendo la nacionalidad Española, por amenazar a los respectivos embajadores de España, con ofertas que no podrían rechazar, reformadas ambas tras ver a “diosito” en sus vidas, y buscando un sitio donde partir piernas de manera legal, aquí encontraron su vocación, recién incorporadas, habían conseguido, grandes hitos contra el Ñordismo, el pedante Arcadio se había comido su pelo aderezado con fresas con nata, al Histriónico Periodista con apariencia de un comic de Ibáñez, atarlo a una silla y durante 3 horas los mejores discursos de Puigdemont, para que aprendiera a ser un “patriota” y no un “botifler” con azogue, las chicas prometían llegar alto, en el mundo de la coerción político-democrática.



Al día siguiente…


Las escuchaba venir desde su ventana, parece que las jóvenes no solo eran buenas compañeras de trabajo, si no que compartían piso, las dueñas del monopolio legítimo de la violencia, acudían a su puesto de trabajo en un coche de gama media-alta, con los cristales tintados, con un viejo tema “haí se che pego”, esto prometía se reía Pachi, como cual “Svicers”-.


Subían haciéndose notar, estaba dispuesto a acabar como con muchos otros, con “Mascachapez”, en caso de razón de “estado” había que aplastar todo tipo de peligro, sin ambages, no importaba su insignificancia en todos los ámbitos, y no era “paranoia”, insistió siempre a sus hombres, con leves “tics” en sus labios y unos movimientos incontrolados de cabeza que simulaban los goles de cabeza de Iván Zamorano, Pachi era un pequeño Bería, y sus jefes pequeños imitadores de Napoleón, pero lo que van a leer ustedes, muestra, querido lector, que cada uno ve lo que en ocasiones quiere ver, no lo que es.


Abrieron la puerta con fuerza incontrolada, que para algo son del campo de la seguridad y “dejando las cosas claras”, marcando un “antes o después”, o en resumen “me he quedado con tu cara”, todo ello con el método más democrático y transversal posible, claro está,


La eslava miraba a su superior con ojos “gallináceos”, grandes como platos, inexpresivos, ambigüedad, todo calculado, frialdad en la coerción, en la lucha contra la subversión Ñorda, no había sentimientos para esas ratas, y bueno, tampoco para los demás, por ello, era la agente ideal, el contrapunto, que no del poli bueno poli malo, es que la “Azteca”, era así, en serio lector, risueña en los estrangulamientos, dulce en las torturas, sus enchiladas de sangre, hechas con “amorsito” alegría y una sonrisa de oreja a oreja, que más que cagarse en sus muertos, desearían hacerle el amor todo el fin de semana.


Pachi las miraba, bueno a sus tetas, que se realizan ante esos ceñidos uniformes de trabajo, ellas lo sabían, pero pegarle al jefe estaba mal, e impide ascensos, así que hacían que hablaban entre ellas, mientras miraban cómo durante 4 minutos, a veces los inferiores jerárquicos deben tomar la iniciativa, si no que se lo pregunten al de “Chernóbil”- ¿Qué se nos pide aquí?- decía la morena, con una sonrisa picarona, juntando los ojos como un turista Japonés, la eslava gélida, dejaba las relaciones públicas a la latina, ella era para lo subterráneo tan solo, cosas de papi y sus métodos de la kgb, para llevar a la gente por el buen camino y que dejen de ser cabezones, democráticamente, eso sí. La sonrisa y la impertérrita unidas contra los enemigos del condado, o eso dicen ellos claro…



-Ejem, esto bueno, si,- volvía en si el “jefazo”- lean este expediente- era dos folios, no llegaba a mas, escondía en una carpeta, de una papelería de “poblenou”, el aterrador perfil de este juntaletras “amateur”, ni lo leyeron, esas pecas , esos rollizos lorzitos, bajo sus ojos, esa cara que imitaba a un besugo recién pescado, esas cejas de ali- baba y los 40 mamones, no se lo pensaron, ni siquiera para seguir “instrucciones”, de su superior, que ante el visionado de sus adorables posaderos, solo pudo permanecer callado tragando saliva, como si de un interrogatorio…. para el covid se tratase.



En una hora de recorrido hacia un húmedo barrio al extrarradio, aparcando su SCAT tornado en doble fila, una mezcla entre el coche fantástico y el coche de Bubú , ambas con unas gafas de piloto, fabricadas especialmente para policías de regímenes complicados, como aquellas de esas manifestaciones del 20 de Octubre en aquella plaza, donde se obligaba a España a hacer pilates, arriba España y demás. ¿recuerdan?, sus gafas como pantallas protectoras cubrían su rostro, vestidas de paisanas, una de montadora de rodeos y la otra de azafata de eventos para “gafapastas”, habían intervenido el móvil del “susodicho” se encontraba en un bar en un ambiente urbano, sonaba la pluma sobre una libreta de 1 de la ESO, y un desagradable “mastiqueo”, deglutiendo un bocadillo de “sobrasada”, el sonido se combinaba con la visión de un hombre, que sacaba la lengua como cual vaca pasiega, para producir “literatura” antipatriótica, se combinaba la política y el asco ante tal espectáculo de semejante bípedo rumiante, había que intervenir silenciosamente y con rapidez.



Saliose del vehículo la Eslava de cabellos dorados, la sirena de la represión, la maestra de pegar sin dejar marca, la astuta aduladora de sus enemigos, la implacable enemiga, se había roto un tacón de sus zapatos, comenzaba con mal pie, pero no perdía la esperanza de eliminar otro enemigo de la patria que le acogió, no lo iba a tolerar, su victima permanecía pues, absorta en sus creaciones, en sus fantasías literarias, sin saber lo que pronto iba a sucederle.


Entro en el local regentado por un Chino con somnolencia permanente, y una mujer salida de amor amarillo, que interrumpió su ruta hacia la consecución de su misión con un histriónico- guapa¡¡¡¡- tropezose y el otro tacón, también pidió la baja de servicio, lo quito, neutralizo a la china con un golpe certero de karate estilo “ya de una vez”, el chino seguía soñando con una granja de perros para la producción de carne de primera calidad, se sentó al lado del absorto escritor, seguía con su lengua de vaca pasiega, encantado de si mismo y de sus perlas que sin duda pasarían a la historia de la literatura occidental, el bocadillo de sobrasada era ya historia, la eslava saco una foto con su móvil personal, estaba tan “encebollado”, en su arte, que ni el oculto tras su fular era necesario, para inmortalizar semejante momento creativo,-hola¡¡¡¡- dijo con una espontaneidad alguien acostumbrado como su padre a todo tipo de planificación, planes quinquenales incluidos,- el susodicho la miro, y mientras la joven sacaba todos sus encantos erótico-festivos, lo único que se le ocurrió decir- abríguese que ya comienza el invierno- la mujer consciente de que estaba mas buena que el pan, quedose “schokeada”, una cantidad enorme de machos fibrados y hipermusculados siguiéndola para hacerla su esposa, miles de compañeros invitándola a cenar, y este “zaparastroso”, le decía que se abrigase,- contrólate, eres fría como la estepa siberiana, no pierdas el control- se decía con acento Ruso,- ya, ya , gracias ¿eres escritor?- no reponedor en un centro comercial- pero este tío es gilipollas- se decía la eslava, con pensamientos de cómo iba a padecer doblemente por “sacatiestos”, el ñordo en cuestión-.


-¿Pero es por hóbbie, o lo publicas en algún sitio?- preguntó con una curiosidad impostada, que parecía creíble, a lo que el juntaletras amateur le contestó- ¿Qué hace usted con esos zapatos de tacón, sin tacón?- peff,, pero pero, pero-.


En el vehículo su compañera “Azteca”, sonreía nerviosamente, diríase cínicamente, anotaba en su blog de nototas- posible sujeto con Asperger, se fija en pequeños detalles, pero elude los generales o más visibles, en resumen es un “wewon”-.


-Ah, si muchas jrassias- se acercaba sibilinamente, para darle un garrotazo, en plancha, el artista seguía absorto en su mundo literario, se acercó felinamente y dispuesto ya a mandarlo a dormir, la pluma se le cae de las manos, se agacha, ella se tropieza sobre el, se da contra la mesa, el se levanta y la ve abierta de piernas- mujer si quiere tenemos una cita, pero esto me parece excesivo- se toma su último trago de café, lo vio, se fue y pago, esté cesar de la “lateratura”.


-Se levantó con un moratón en la cabeza, indignada ante semejante suceso, ella que había salido siempre victorioso este “zoquete”, no la iba a dejar quedar mal, corrió como cual gacela, el joven se metió en un autobús urbano que zarpaba sobre las venas de un barrio del extrarradio.



Se introduce en el vehículo camuflado, la otra con ojos de plato como cual felino antes de cazar una presa, se encontraba leyendo una de las perlas del susodicho, era una mezcla de incomprensión, estupor y enfado, no entendía lo que leía, pero le enojaba y no sabia porque.


Al día siguiente fiel a su cita después de reponer yogures, latas de cerveza y mantecados varios, siempre como un reloj la sucesión de - guapo¡¡¡, ¿qué vas tomal?, pluma en mano con libreta incorporada a crear unas nuevas perlas de occidente en cuanto a la “lateratura” occidental se refiere, de nuevo el vehículo camuflado, era el turno de la fiera Azteca, usuaria sus encantos de modo directo, se les había informado de su gusto por lo “sabrosón”, procedió con su chaqueta de cuero de motera a eliminar semejante enemigo de la nación Carolingia, entró en el local prevenida de el grito de saludo de la dueña que provenía de Oriente y aunque no era un rey mago, era la reina del bocadillo de “bacón”, se acercó lentamente y directamente a bocajarro, bajándose lentamente el escote preguntó al ñordo en cuestión que se encontraba creando una de sus “bizarras” historias, - busco al gañán- pero ciérrese el escote que hace frío, ¿no ve que comienza el invierno?- y volvió como un autómata a sus labores, esto es, sus labores, sus historias su “lataretura”, las cejas se juntaron en v invertida en el rostro de la fémina, quería decir que se estaba enojando, previo a la “enchilada” de sangre que se previa, - cálmate, céntrate en eliminar al “gafotas” este- se decía a sí misma, seguía el susodicho produciendo arte literario a cascoporro, su lengua volvía a verse sacada como cual vaca pasiega, poniendo cara de pajillero sádico a medida que desarrollaba las historias, que sin duda podrían valerle como prueba pericial, para ser ingresado en una alguna institución psiquiátrica, o ser desheredado por la familia, por incapaz.


-Entonces, ¿usted qué opina del entierro de la sardina?- la chamaca sabía que el ñordo en cuestión, era fan de lo absurdo, e aquí que supo cómo tocar su corazón de reponedor-pues bien, qué es bueno para la dieta, soy fan de la mediterránea- la joven que además poseía un Qi superior a la media, aun así, tardo en procesar la frase que había escuchado, estética bien, contenido no conseguía comprenderla, era sin duda -una maniobra de dilación de este agente anti-catalán, sin duda- era pura guerra psicológica de nervios, quizás más tarde se daría cuenta que la razón era más simple-.



-¿llevas mucho tiempo viviendo aquí?- preguntaba mientras sacaba el cuchillo jamonero, para cortar el “pescuesote” del Ñordo literato,- unos meses, presta ella para rebanarle el cuello, al "wero" anticatalán en cuestión, suena el teléfono se agacha a coger su móvil , la joven como cual pértiga cuchillera acaba contra la pared,-pero mujer¡¡¡- le espeta el artista la salida se encuentra al otro lado¡¡¡- le ayuda a levantarse su cuerpo ajado por su espalda, se traslucía un tatuaje de la “virgen de guadalupe”,- suélteme.., suélteme..- susurraba con desidia mientras observaba sus labios pintados como cual “jocker” de los restos de un bocadillo de sobrasada, con un ojo mirando para Cuenca y otro para Albacete, con un chándal de Alcámpo, pero de los de verdad, no como los de Pablo Iglesias, una mujer victoriosa en miles de operaciones especiales en su país natal, y ahora aquí, en su patria de adopción miles de peligros, “balaseras”, peleas legales, ilegales y medio pensionistas, pero este retrato de este “gordopilo”, le estaba haciendo perder el control,- me encantan las mujeres con carácter, uhmms- reaccionaba como cual Pepe Lepew Español,- dióle una patada en los cojones, ni siquiera se había inmutado,- los tengo como escarpias, me los tocan tanto a menudo, que estoy blindado- decía con cara risueña y romántica, mientras se relamía el bocadillo de sobrasada, como un perro en celo-.



La chamaca en sus desespero rompió un cristal del local y salió huyendo, como una jabata- no te vayas hermosa mujer¡¡¡, no luches contra el amor¡¡¡¡- montose el coche, y salieron pitando ambas de estas pájaras justicieras, que tan repugnadas quedaron, que dejaron el caso a otros mamporreros que lo rechazaban por dignidad, por repugnancia o simplemente por que estaban de vacaciones, el juntaletras quedo triste, era la primera vez que una mujer se abalanzaba sobre él como cual Leona, y había dejado el tren pasar, pronto le pasó la pena y siguió escribiendo durante dos horas más, su memoria era frágil y volátil, mientras tanto Pachi aparco el expediente, en el apartado “Ñordos no represariables, de los que poder reírse”, existía un archivo de 50 Ñordos reíbles y no ejecutables, él se encontraba en primer lugar, y así continuó la vida de estas chicas entre costillas rotas, y represiones varias, pero lo más importante nuestro reponedor creativo, haciendo que una caja de “Seestrella en galicia” caiga sobre algún encargado, proporcionándole una excusa perfecta para echarlo del trabajo, y asi como cual hamster dando vueltas en las rueditas de su jaulita, daba vueltas en el teatro de la vida, y colorín colorado este relato se ha acabado. #Ñordo#Ñordos#Brigada#Policia#Represión#Mossos#Mossas#Asco#Escritor#Pachi#Stasi#Lazis#Lazismo#Satirico#Literatura#Humor#



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En una sauna, así se había convertido tras la apacible y llevadera primavera Barcelonesa el mes "tórrido" de Agosto como si de una "parrillada" en Cadaqués se tratase, así se encontraban los 3 millone

2 humoristas mas malos que un cáncer de colón con metástasis, con menos talento que el creador de la Pizza de “Piña”, y con menos “Carisma” que el “Zampabollos” de clase, se escaparon del “Reality Sho

En la cárcel de Alcalá-Meco, cada “pájaro” en su respectiva “celda” de aislamiento para evitar estafar a algún funcionario de prisiones o sobornarlo si a algunos de estos tunantes les daban el 3 grad