Buscar
  • damianrodriguez191

"Ponga un gallego en su vida, que a lo mejor, por culpa de él, se la quitan"

Actualizado: 24 jun

En una cama de madera de roble, carcomido por la polilla y, por los mordiscos de nervios de un Gallego escondiéndose de su “mujersota”, llena de odio e iracundia “latina”, cubierta por una manta de florecitas “hippioides”, que imitaban a aquellos dibujos infantiles hechos por el susodicho en sus años de “párvulos”, bella estampa combinada con una ventana que imitaba a rústico, aunque realidad, raído por el tiempo, la falta de tratamiento, y alguna “balacera” nocturna, que le daba salsa a la vida, así el “pinche” gallego abrió los ojos, o mejor dicho los entreabrió, palpo el lado izquierdo de su cama de “fornitorio”, palpaba ¿curvas? no, ¿cumbres volcánicas? no, ¿gruñiditos de puma?, no, torció el torso sin miedo, y allí entre la mesa con una foto de la virgen de Guadalupe, un mantel de “costura” hecha por su suegra; su visión de modo instintivo se clavo, para confirmar la buena nueva, la mirada se le había clavado esperando confirmar la buenas nueva, como si estuviese buscando una cara de “bélmez”, en el contorno blanco que indicaba, la ausencia, de un fusil de asalto, (ello significaba que ella se encontraba ausente), lo confirmaba ese color blanco que contrastaba con el amarillo cal, (producto muy usado en dicho país), donde siempre reposaba el descanso del “guerrero”, el instrumento de trabajo que la pareja del susodicho, empleaba a nivel profesional, un G-36 perfectamente usado y mantenido por una profesional de la “balacera” “transporte” y “venta”, de productos del campo.

Se levantó como un jovenzuelo imitador de “Heidi”, la ventana abierta de esta modesta aunque acogedora “hasienda”, sus pies sudorosos se apoyaban en una “crujiente” retahíla de tablones de madera de “roble”, allí un cristal que le recordaba lo bonito que era vivir, cada impacto de bala del mismo, se lo hacia recordar y le daba una risa tonta que ni los payasos de la tele habrían conseguido, de ese modo tan natural y espontáneo que él tenía, crujiendo el suelo con un agradable sonido que haría perder los nervios al hombre más frío y templado, orinal quitado del medio con un audaz traspiés, así observado como si fuese aquel primer dia que llego a este bello paraje de 140 habitantes, ese armario que ya como una cámara de seguridad ilegal observaba todos los saltos del puma, que había producido estos dos años de “intenso” amor con una mujer caliente tanto como la boca de su G-36, su tocador con sus “muestresitas” acompañado de su Biblia, porque una cosa era el “trabajote” y otra meterse con “diosito”.

Todo termino recordando los buenos ratos pasados en esta “rústico” habitáculo, respiro hondo y sintió un profundo y hediondo olor a cadáver, su “fieresota”, se llevaba el trabajo a casa, en ocasiones - se tomaba muy en serio su trabajo- barruntaba para sí,- el amante del puma de “txelavoyadarconquetxchup”-, se acercó a la ventana que como la puerta de esta humilde propiedad, siempre estaba abierta, que no era por hospitalidad o ventilar la casa, si no que ya habían intentado entrar tantos “competidores” de su “gatita” a casa que ya los recibe con un tequila y el “juego del laberinto estoy cerquita y te mato de a poquito”, no era raro despertarse,(su adorable pareja era eficaz y silenciosa), un cadáver de un chamaco de 20 a 25 años, que como cual sacrificio “Azteca” se encontraba sin corazón, y otro sin la cuenca de los ojos sin glóbulo ocular- vaya¡¡¡- decía con ternura y sin temor de ser engañado, por su fiel parejita- a otro hombre que le roba el corazón-decía el gallego- y mientras esto rumiaba, salió su mujer del baño en albornoz y limpiándose los labios- “werito” mío- decía con una voz baja y sinuosa, acercándose como una “serpientesota”,- hoy no voy a desayunar- se daba la vuelta rápidamente a abrazar a su pequeña fiera, aunque su cara de alegría se tornaba triste, cuando sin desearlo, le erutaba a la cara, quizás era un símil de una relación con un potente mujer, de personalidad deslumbrante, de profesión riesgosa, y eructos incluidos- yo ya he desayunado- frase que acompañaba al eructo-mientras que con una toalla se limpiaba sus labios de sangre en dirección a su lecho de amor-.

Y mientras esto pensaba nuestro autor, y tras haber luchado denodadamente ante un nido de mosquitos que le tapaba la “estupendita” visión , y haberlos vencido en una lucha constante de manotazos que nada tenían que envidiar a los de Bud Spencer, dicha lucha si había merecido la pena, un sol radiante aunque acompañado de un desierto con dos cactus, que hacían de cancerberos del horizonte, dos “hayas” inclinadas hacia sí como un arco del amor, un día que parecía tranquilo, algo que no era habitual en esa “hasienda”, ni en el pueblo en general, cuya mayor fama, era y es ser un gran productor de pan y de “harina”.....

Nuestro “pájaro” en cuestión, ya había encontrado la combinación adecuada para el éxtasis, sol radiante, paisaje seco pero amistoso, su “leonsita”, estaba haciendo horas extras, se respiraba un ambiente pacifico los pájaros parecían no tener miedo, mientras comen la carroña de las víctimas que traía su esposa, las de su predilección, quizás ese rumor que corría en el pueblo de que su adorable “niña” era de sacrificios aztecas, parecía cobrar sentido, pero más allá de futuribles, pensó en hacer algo especial para su esposa, que lo mantenía ya que tenía miedo que si saliese a trabajar, alguien como represalia, le hiciese “dañote”, por culpa de ser su “maridote”, cosa que nunca entendió,-¿por qué?- se preguntaba como un entrenador Portugués, el protagonista de esta entrañable y viscosa historia,- una mujer tan dulce y coqueta, tan adorable que mientras empalaba a sus clientes, más conflictivos, lo hacía con una cintita de “Minie” a la cabeza, y unas zapatillas de winnie de po, ¿que podría ser, esas malas lenguas?, que maliciosamente, atravesaban las calles y bares de este modesto, aunque confluido pueblo de forasteros, que repentinamente en lid o fusta medieval, causaban baja como un abonado de “yamiwei”,-envidia- decía para sí, mientras pensaba cómo aprovechar este día sin tensiones, que era poco habitual en la vida, de este hijo de “Breogán”.

Pero de pronto, se le encendió una bombilla se encontraba ocioso a la par que generoso, y decidió prepararle una empanada Gallega, a su “amada”, en primer lugar había pensado en orejas, pero ya se las traía su querida esposa de tanto en tanto, cuando tenía que dar resultados, el balance de la empresa era exhaustivo,¿orejas cortadas por hora? y presta como buena trabajadora daba un muestreo por “videoconferensia” de sus “hazañas”, las “filloas con sangre”, pues la “chamaca”, como comprenderán de sangre, pues iba sobrada no más…

Pero este gallego si sabía, si subía o bajaba, ahora había recuperado la fe, de tantas “balaceras” intacto, creía que algún ángel de la guardia le protegía, el apocado y “místico” galaico no se había dado “cuentota”,de que su pijama regalada por su pareja de “armas tomar”, con motivos florales a modo de camisa “hawaiana”, llevaba incorporado un chaleco “antibalas” de última generación, pensado para individuos que cuando oyen silbar las balas, se levantan indignados, y de manera sentimental dicen-¿no podemos dialogar?-continuando con un solemne-acabamos de reformar la casa¡¡¡¡, un poco de empatía¡¡¡, jopetas¡¡¡,ostia putas¡¡¡ y con brazos cruzados y dejando de respirar hasta que los miembros del crimen organizado, cejan en su intento de solucionar las negociaciones por un emotivo “speech”, propio de un motivador del “tedax”, tras cobrar una buena pasta por mencionar lugares comunes, y cosas que nos contaban nuestras abuelas sin cobrar un duro; o bien, ser una diana perfecta, porque alguien con un pijama “hawaiana” y con ese rollo lacrimógeno, no merecía más que morir de un modo cruel y terrible.

Presto a rezar, a la capilla tras 5 minutos de movimientos de labios, de oraciones que no conocía, pero tampoco el himno del país de acogida, y nadie lo había descubierto…por el momento…

Así “dispuestote” y tras hacer 3 viajes erróneos, ya que como buen hombre ocioso y mantenido por su “mujersota”, era la primera vez, desde que los dos años que llevaba en esta propiedad, que visitaba la cocina, era algo nuevo para él, realmente, el lugar donde se podían romper los huevos sin temor a recibir “golpìsas” o tiros de gracia, donde se podía cortar carne, y no ver sangre chorreando sobre su cara, donde podía freír cosas, sin hacer ráfagas constantes, donde se podían hacer entrantes sin necesidad de hacer alunizajes, era pues un mundo nuevo para este “energúmeno”, pero era todo nuevo para él, así que aunque conoció la receta y el modo de hacerlo, una cosa es la teoría y otra era la práctica, presto era así que abrió como el que tira unos dados al azar, cualquiera de esas alacenas minimalistas, en la primera no hubo suerte para encontrar harina solo había cuchillos japoneses y raro una “Katana” y una lanza para colocar cabezas cortadas en pica, no se preguntó nada, quizas aunque no muy listo el “wero”, intuía que profundizar quizás le hiciese candidato a ir en pica, pero sin extremidades, cerro pues el habitáculo y en otros habitáculos similares, aunque con contenido diferente, su coqueta, eficaz y metódica pareja, en botes de diferentes colores, con “palabros”, tan “petontal sódico” “cal” “amonal” y de un color rosita muy coqueto y tierno, (casi se emociona), “tetadine”, quizás y no lo descarten, pensaba que era una especie de complemento del “wonderbrá” de su parejita,- ¡¡¡¡Pinches¡¡¡¡,nombres raros tiene los botes-rumiaba nuestro protagonista, haciendo apropiación cultural de un “deje” de su país de acogida, terminando con una opinión propia de tertulianos de televisión, en horario en máxima audiencia- será como el perejil, pero más picante-y después de esta perla que les acabo de relatar de semejante engendro humano, continuemos viendo que actos realiza este organismo pluricelular, cuya parte superior, solo es utilizada para rascársela, en las escasas ocasiones que el riego sanguíneo hace su función y pone a funcionar las neuronas del susodicho.

Pero parecía que su búsqueda comenzaba a surtir efecto y llegar a su fin, entre cables y automatismos varios, cargadores y un paquete de “pasamontañas” compradas en el “weimarkt”, en una paquete con burbujas-contrólate “miwei”- decía el gallego que en otra ocasión se volvía a apropiar culturalmente de otro “deje” de su país de acogida, en el que esperaba vivir hasta el fin de sus días,(quizás intuyan y sin hacer “spoiler”, que puede ser en breve), y haciendo de tripas corazón, evitando la tentación de reventar todas las “burbujitas”, ingenuo y aliviado el de haber conseguido su objetivo, por una vez en su vida.

Soltó superando la tentación de romper las burbujitas dejándolas caer como los pechos de una cantante menopaúsica al suelo, contento como un gato con ovillo de lana en mano, añádase su ilusión, de ser el primero en estrenar cosas en especial, comida, - un buen pedido, de sal hizo esta chamaca- rumiaba curioso y un poco extrañado, la probo y realmente sabia como detergente en polvo, cuyo sabor recordaba de su infancia debido a que, hasta que su madre lo descubrió, que su hijo en vez de servirse azúcar para la leche, por error, (o eso quería pensar), se servía el detergente en polvo, é aquí que su madre partidaria de la educación autónoma, o más conocida “botados ao monte”, decidió atarlo en corto con una lapidaria frase- es muy “tontomazas”-.

Embobado quedo y extrañado, pero de repente un golpe que lo asusto enormemente era uno de los cadáveres que su gatita, almacenaba en uno de los armarios de la despensa de la segunda planta, por si algún chino venia y necesitaba un transplante, embalsamados con “tequila” terapéutico, pero la avaricia rompió el saco y de tanto trabajo acumulado, que la eficiente y disciplinada chamaca se llevaba para su hogar, el armario de madera noble, cedió como una negociación donde tu contraparte te apunta con una “Smith and Weson” – menos mal que no habíamos comprado el nuevo de “iwea”,- se decía el gallego- habría cedido antes-.

Su instinto primario, (el mas utilizado por el susodicho), fue acudir a la puerta de entrada, de la propiedad, que estaba abierta casi siempre, por no decir siempre, y no señores que no era por hospitalidad de la casa, ni siquiera por ventilar la “casota”, si no que ya los competidores de su “chamaca”, solian venir de visita, en la mayoría de las ocasiones sin avisar, si existen fiestas sorpresa, citas a ciegas, ¿acaso ven ustedes mal que sus competidores, vengan a las 5 de la madrugada a realizar espionaje industrial?, o si ustedes, lo quieren ver de otra manera, cuando un negocio puede ir potencialmente mejor, ¿A veces hay que liquidar existencias?, pues estas preguntas que se hacen ustedes…evidentemente el no se las hacia…,la cuestión, es que ya hubo tantos intentos de “forsar” la puerta, que no merecía ni la pena cambiarla cada dos por 3, además su felina pareja como una tarántula, los dejaba entrar en su red, y mas tarde como un “Mantis religiosa”, les abría la cabeza, ahorrativa y eficaz, más que “sabrosona”, parecía una “nórdica” y cuadriculada productora de cadáveres.

El lento razonar del “céltico” sujeto en cuestión, tras segundos de desfase sobre la media de agilidad mental del homínido promedio, en el planeta tierra e identificando el ruido y sus causas, marcho presto a la cocina en busca y de escoba y recogedor, a su pareja, poco le gustaban las cosas desordenadas y menos las que guardaba con tanta dedicación y esmero, pero la entrada que a punto ser como la del 99 por ciento de los “mortales”, pero del ”sustote” había precipitado el estimulante producto a lo largo del suelo de la cocina “americana” de la propiedad y después de una caída, donde llego antes el cráneo que los pies, y como una pirueta su nariz de modo natural e intuitivo, como aquel programa informático de nacionalidad “Azteca”, cuyo nombre “ventanas 10”, te permitía lanzar tu computador a la pared, tras pasar 15 minutos buscando las aplicaciones de serie. Pero a lo que vamos querido lector, que lo que te interesa (si lo sabré yo, que como diosito, soy un narrador omnisciente).

No sufra ahora lo relato, su nariz si la nariz del “pinche” Gallego aspiró todo o mejor dicho casi todo, lo que en ella se hallaba y lo poco que se libro de esa nariz propia de oso hormiguero, le salpico tras una subida “carreroblanquiana” y posarse sobre su cráneo, dándole una vista de “ensaimada mallorquina”, que daban ganas de comerlo, aunque su pareja seguro lo intuyen…se lo dará de comer a los “caimansotes”.

Y comenzó una serie de fenómenos “para-anormales”, curiosísimos, comenzó todo con una apertura de sus parpados y un aumento de el iris, como tras ver unas tetas a menos de 5 metros, o como un gato antes de cazar a su presa si quieren, abrio la boca y grito, quien sabe si era un grito gutural, tribal o posesión demoniaca, que seguián asi-uhaa-uhaa-, seguido de un barullo inclasificable e indescifrable, todo terminaba, atento estimado lector, quizás usted si sepa lo que es-me la como yo¡¡¡¡-.Levantose el susodicho con las extremidades desencajadas, que pese a ello se movían en una perfecta coordinación, comenzó a moverse como un chimpancé, a lo largo de toda la casa, sus brincos propios de un saltador olímpico, su agilidad inusitada, su euforia propia de heidi corriendo entre cabras, sus pupilas continuaban dilatadas y brillantes, sus – uahha- se hacian cada vez más intensos y repetitivos, en definitiva algo parecía pasar en el interior del sujeto proveniente de tierras gallegas, perdió su total inhibición e incapacidad para bailar, se hizo (una pena no haber tenido publico), un break-dance, que ni un rapero del “Bronx” podría superar movía sus brazos como cual jeroglífico egipcio, algo raro pasaba en el cuerpo del susodicho lector y todo apuntaba a ese producto que por error había “esnifado” nuestro palurdo.. protagonista, perdonen, me van a perdonar, estoy muy implicado en esta historia.

Como un saltamontes bípedo, iba de un modo inconsciente, aunque podemos decir que ese era su estado habitual de relación con la realidad, actuar-pensar, lo siento-no volverá a ocurrir, nave industrial quemada-la culpa es de la sociedad, hijos sin alimentar-me encontraba psicologicamente agotado- los impulsos eléctricos del galaico bípedo colocado, ahora si cabe aun era mas veloces, que pensar lo que se ha de hacer, previo a la acción, su cuerpo parecía desconyutarse, espasmos, saltos y destrozos en el inmobilario de la “hasienda”, sin necesidad de “balaseras”, todo un caos organizado, sin necesidad de luchas entre bandas rivales, discusiones familiares, debates entre primos de diferentes confesiones cristianas, por fin había conseguido hacer algo por si mismo, aunque acabara arrepintiéndose, ya lo verán…

Debemos por obligación, devoción y pena, relatar las andanzas “eufóricas” del primate, todo la cristalería de espejos, vajillas, trofeos de ruleta rusa con pistola ganados por su adorable pareja, golpeando como cual percusionista afrobrasileño todos los muebles, parecía estar llamando a la puerta de la alacena, y se tenia diez minutos para hablarle de “Jehová”, y durante 3 horas golpeando, saltando, rompiendo y generando un caos como un torbellino en Carolina del Sur, y ya subido a la araña, que tenía como lampara, en el salón principal, allí iba a destrozar su vida, o mejor dicho; su ya pronto ex lo iba a destrozar, su primera cena romántica con carne humana adobada con maíz y chocolate, sus primeras discusiones y amenazas de muerte, sus primeras telenovelas eternas de mantita y tequila, todos esos bellos recuerdos tirados al basurero sentimental de este sujeto, cuyo colofón a esta sarta de actos impulsivos, y como si se tratase de una “ostia” a tiempo de una madre a un niño con “azogue”, la araña se desprendió y junto con ella; si señores, si así es, el primate que en ella iba colgado, todo termino con un golpe de su infrautilizada cabeza, contra una silla se hizo el “silencio”…

Y permaneció en estado profundo de “inconsciencia”, si es que cuando estaba despierto, no se pudíese decir que era igual o incluso más inconsciente que ahora que permanecía entre los brazos de “Morfeo”, y desearía permanecer así, pero como todo lo bueno acaba y en ocasiones de un modo “bruscote”,-sielo, 20 Hz, segunda locución, sielo 40 Hz, y tercer intento cogiéndolo por la solapa de su “pinche” camisa “hawaina” comprada en Cancún- pendejo¡¡¡¡, despierte wewooon¡¡¡¡-abrió los ojos y vio unas cejas juntadas en forma de “V” con unas pupilas que le hacian sentir como el general Cáster rodeado de “indios”, con ganas de mandarlo al otro barrio, los labios apretados, la respiración a 100 pulsaciones por minuto, como si fuese perseguido por una jauría de “sicarios” contratados a través de “ETT”, sonrió infantil y dulcemente nuestra futura victima o potencial, (lo dejo ahí, para darle jugo a la historia),- ¿me das un besito?-concluyendo con un-me excita mucho verte así mi “pequeña”-pero justo cuando a darle una somanta, apareció el hermano ergo el cuñado del “cariñoso” sujeto, colaborador habitual de su “hermanota” un “chamaco” poco habitual en su país, alto con sus hipertrofiados músculos y policía por la mañana y su “sicario” de confianza por la tarde, se había hecho un hueco en este difícil mercado, pero supo ganarse a los clientes y vencer la competencia de un modo muy inteligente, y utilizando las últimas técnicas, en cuanto a lo que se refiere al “Marketing”, mantando a todos sus competidores directamente.

El nombre de este fibrado, estulto y enorme matón de no solo músculos hipertrofiados, si no de empatía hipertrofiada, especialista en asesinar a sus rivales, cogiéndolos del colo y aprentandolos hasta romperles las costillas, y dejándolos como cadavérico acordeón, su cara de niño con ojos llorosos, como Charles Bronson antes de repartir mandobles en cualquier parada de metro de Nueva York,-me obligaís a hacerlo- a si se decía este hipertrofiado y enorme ciudadano “azteca”, mientras sus victimas lo miraban con los ojos desencajados, mientras perdían su vida y observaban la cara de un hombre con cara de “niño”, como marco buscando a su madre, o alguien que te preguntaba ¿Qué quieres, ser de mayor?, su mirada infantil, inocente y casi con miedo no parecian ser correlativa a su fiereza, mala virgen y capacidad de destruir vidas humanas, bastante peor que una suegra menopaúsica.

-¿Qué sucede?-la agente comercial de estupefacientes, suelta a su victima potencial, y a partir de ahí comienza un dialogo que si es de telenovela, no es de una romántica pareja, si no de dos hermanotes, angustiados muy angustiados, o para ser mas correctos en el relato de estos sucesos “angustiadotes”:

Y pensar hermanita que veníamos salteantes como “gacelítas”, después de un “trabajote” bien hecho, hablando de nuestras cosotas- vamos dispara Cristhian¡¡¡¡-decía impaciente su hermanita, cuyo nombre no diremos por discrección y por que como narrador, pues tengo amor por la vida no más…-dispara ya no más¡¡¡¡, que ando impaciente,-palabra mágica en la profesión de estos hermanotes del alma y del “hampa” presto a sacar su colt calibre 45 y sin prolegómenos “clintestwoddianos”, presto se dirigía a liquidar al pinche gallego, que nunca le había gustado desde el primer momento, que lo vio sorbiendo la sopa a borbotones y beberse el “tequila” con una rodajita de limón, como si fuese una “pánchi-cola”…

-no, no lo hagas¡¡¡¡-comenzaba una escena de telenovela- aún no¡¡¡¡ “manches”, me refiero a que me digas, ¿que ha sucedido? -remantando- si es por todos estos desperfectos, suele estar así cuando vienen de “visita”- su hermano guarda la pistola, sus “hipertrofiados” músculos, le hacen acercarse a su hermanota con su habitual cara tierna de “asesino-policía”, habitual, como su incompresión de la realidad que le rodeaba, lo solucionase con furia violenta y mortal, sus ojitos brillaban al borde de llanto, cogió a su hermana como cuando eran “pequeñotes” de la mano, para llevarlas a sus primeras “balaseras” formativas, la llevo hasta su flamante cocina americana, donde diviso un estropicio semejante al del salón, aunque desearía no estar viva en el momento, en el que vio que la “droja”, “fariña” o “alpiste”, según país en el que ustedes se encuentren, no estaba depositada en su paquete habitual, si no esparcido por todo el suelo y para certificar que había sido, el que ya su exnovio gallego, encontró en el lugar de los hechos un bote de “cola-cao”, tirada al lado de la “droja”, en este momento estaba padeciendo palpitaciones que se encontraban a medio camino, entre la angustia y la mala “virgen”, y no precisamente la de “Guadalúpe”, en este intervalo de tiempo el gallego, por una vez en su vida pensó a velocidad de “fibra óptica”, mientras esto sucedía busco la melodía en su móvil de “bennyhill”, que siempre tenía en caso de persecuciones habituales, por incompetencia y estupidez que como un pasaporte “covid”, era muy útil para las “carreritas”, a las que se tenia que someter de vez en cuando para seguir con vida, preparado como cuando usted comienza a hacer “footing” a comienzos de año y lo deja a los dos días.´

Y así al son de una música de cómico británico y juntamiento de cejas varios, comenzó la “pinche” persecusionsíta” por la “hasienda”, el fíbrado sujeto como cual oraguntan en celo saltando como una gacela en perfecta combinación de agilidad y fuerza, y su hermanita agazapada como cual leona a la espera de que su estúpida presa, pasé por el pasillo principal y tras captura y inmovilización optar entre el maletero o liquidarlo allí…ahora relataremos los movimientos de cintura como de un futbolista Brasileño, se tratase se zafaba de los brazos “hipervenados” de su potencial asesino, pero no era suficiente los driblájes a media puerta, los saltos del tigre echa por su expareja, que fueron fracasados la mayor parte y en unos pocos cayendo en los tiernos regazos de su “hermanito” "quebrantahuesotes". El persecutor comenzaba a cansarse y la joven a desmotivarse por que tanto salta infructuoso le hizo cuestionar sus métodos de “neutralización” y teniendo en cuenta lo “wewón” del perseguido su autoestima comenzaba a descender, pero cuando uno menos se lo espera, el tonto se cae de las escaleras, desde su atalaya de su segunda planta, se reía el galaico como cual hiena, pero el destino deseo que acabase como todos los tontos de postín cayendo desde las escaleras, bajando como una retahíla de fichas de dominó en una operación salida en pleno mes de Agosto, después de tanto esfuerzo infructuoso, al fin tenia su premio a sus pies, inconsciente y con las misma cara de “pendejo”.

-Este estúpido nos ha puesto en “riesgote”-mientras la miraba dulcemente como alguien que canta bien sin “autotune”,-mañana deberíamos entregar el pinche paquete ese, que esta esparcido por esa pinche cocina-todo esto con baba en la boca, mordiéndose los labios, mirando al gallego que soñaba en voz alta diciendo-pam chim, pam pum, la más sabrosona y latina eres tú- las cejas del sujeto se juntaron en perfecta elipsis y ángulo de ataque,-puto “wero” y a punto de sacar de nuevo la pistola-déjalo, mi rey- corta tajante, con su 1, 60 de autoridad sobre su hermano- ahora debemos buscar soluciones a este desastre, mañana vendrán a recoger el fardo y si no lo entregamos, nos liquidarán- mientras esto decía, el gallego sacaba la lengua en un sueño-dame tequila, pim pam, dame alegría, sin camisu- salió de la cocina donde parlamentaban, paso firme y femenino moviendo su cadera, como uno de los ángeles de charlie, y con una mirada “gallinacea” con la satisfacción de hacer lo que tenía que hacer, darle una patada en los cojones y liquidarlo y darle su “speech” final de despedida,-oucchh¡¡¡cariño, que bueno que has regresado, miro sonriente a su ex mientras cubría la parte dañada de su cuerpo,- no es quisquilloso, es lo bueno que tiene el wero- decía para si la iracunda y curvilínea femenína- ¿me das un besito?-preguntó tierno y cabizbajo el “wero”, y ablando su corazón a punto de caer en los cantos de ballena, del Galaico aunque no Portugués, del susodicho los dos morritos comenzaban a juntarse, cuando la tensión atraía a un cuerpo y algo que parecía un cuerpo pero sin uso, el hermano grito, se rompió la tensión de ajuntarse, se había cogido las manos en un cajón, acostumbrada a incidentes mayores, corrió como una loba en celo, el incidente no merecía tanta rapídez pero le recordaba que debian solucionar el problema del material dañado, o bien morir mañana por los enviados de un cartel, no importa cual, (tengo aun que pagar la hipoteca, y tengo un niño pequeño),la realidad se tornaba angustiante y solo tenian 15 horas, para solucionar el problema, sentados en el sofá, y su ex atado en una silla y amordazado, (tan vago, que ni siquiera, intentaba escapar, y ellos lo sabian).Mientras tanto comian “jalapeños” y no señores no veían series de “Neftlix”, de narcos, de asesinos, de csi, porque no solo hay que desconectar del trabajo como todo el mundo, si no que mientras comian,, barruntaban posibles soluciones a su intricando problema, o contratar un buen ataúd; eso si encontraban su cadáver claro….,

- ¿Y si le damos ese paquete de amonal sódico? -preguntaba mientras masticaba un burrito, el hermano de la propietaria de la “hasienda”, comprada con harto esfuerzo, después de haber liquidado a un jefe de un grupo rival, -no, no que la prueban el enviado es Argentino y era hermano de Maradonna- ah,- pensaba cabizbajo, su hermano mientras ella observaba todos los productos, para realizar preparados “explosivos”, que tenián en su alacena, especial para guardar especias y demás elementos del campo, como minas antipersona o bombas lapa. Continuaban comiendo y platicando de posibles ideas, tan peregrinas que tranquilamente las había podido expeler de su “cariótica” bocata su ex gallego, entre invento de excusas como “me lo ha snifado mi chi-hua hua “, “he quedado” mi mujer esta de “parto”, o que había pedido “diás libres” al cartel para asuntos personales y que no podian hacer la entrega que estaba en Cancún, desesperados y viendo una baba que le caía en la boca a su ex, mientras dormía atado en una silla de madera, atado con cuerda de esparto, todo tan rústico incluido el “reo” que ; quizás, estimado lector, sirviese como fuente de inspiración para una idea “divina” ,que les podía salvar la vida, comenzó así comenzó, a sonreír de un modo lento y continuo, su hermano mientras se cubrió su cabeza con su pelo “esponja”, entre dos brazos como yunques entrando en contacto su cabeza con sus fornidos pectorales, previsualizando ¿Cuál sería el modo doloroso, del que “fallesería”?, aun no estaba en contacto místico con la “felisidad” de su “hermanita”- ¿te acuerdas de mi ex?- preguntaba a su hermanito, que en ese mismo momento levantaba la cabeza, de su habitáculo de penitencia, -¿Quién?-terminando secamente- has tenido bastantes novios- el Walter Jesús el que vive en el centro del pueblo-si ¿y?- interrumpía a voz baja el hermano, esperando algo que le diera esperanza, y le evitase el miedo a la muerte al menos, en las próximas 15 horas.

-Pues mi ex tiene en su casa un trastero para guardar fardos y cargamentos, si mal no recuerdo “estupefaciente-space”, guarda todo tipo de producto y todo tipo de carteles, seguro, qué accede y nos permite llevarnos algo “similarsote” – y si ¿no?- replicaba su hermano Cristhian mientras crujía sus dedos entrelazados, y la miraba con una cara de compungido, muy similar a la que ponía Charles Bronson antes de comenzar a repartir en el metro neoyorquino.-Pues que “diosito” reparta “suertesota” y “plomo”- sonreía como una hiena de la sabana.

Pero como en todo plan existía un altercado un imprevisto de última hora, sobre todo con ex de escaso coeficiente intelectual, que por un azar del destino y por tener una tripa cervecera que nada tendría que envidiar a la de “Homero Simpson”, la cuerda cedió, como cuando se discute con una suegra, y presto se ofreció a acompañarlos en esta misión que si salía correctamente, podrían darles 20 años de vida útil extra ,-¿Qué haces wero pendejo?-preguntaba la pequeña hormiga atómica, que no necesitaba vitaminarse para propinarle un “guantazo” en la más noble tradición del país, de “upercutt” en la napia del sujeto a descalabrar,-déjalo, no deseo otra persecución de este “pendejo”- asentía en dirección a la puerta de salida de la “hasienda”, ha vuelto a tropezar en la cocina con la coca tirada y se ha vuelto a poner “contentote”. -Entonces-afirmaba la fémina mientras se bajaba la cazadora de cuero y sus senos turgentes, apuntaban al “empipado” idiota- busco a jacks, ven, busco a jacks, ven,- y el Galaico la seguía junto con su hermana, pese a su “colocamiento” como cual perro fiel seguía a su dueña.

Y así como cual Heidi junto con su hermano y una de sus cabras que se encontraba “colocada” otra vez, se acercaban al centro entre tiros y “balaceras” de otros grupos, que parecían los fuegos artificiales de las fiestas patronales de Aljete, llegaron a las puertas de la casa y sede de la empresa de gestor de trasteros para estupefacientes, propiedad de su ex -novio numero 45, tras un breve parlamento propio de una dialogo de telenovela turca, ¿turca?, se preguntarán ustedes, ¿será sudamericana?, narrador pelotudo¡¡¡¡, palabra de “toxcholopotzi”, que mientras estrangulaba a su ex tras negarse a darle algún fardo de algunos de sus trasteros y arrancarle la cabeza de su ex, previa patada en los cojones de los individuos que guardaban la entrada del negocio, sonaba a turco, “palabrita”, los 3 que quedaban fueron lanzados por la ventana generando roturas en el mobilario y en vidas humanas, lo habitual..

Tras conseguir un “fardo” de similares características su ex seguía renqueando, moviéndose con espasmos que molestaba a los vecinos del local, que intentaban eliminarlo con un tiro certero de recortada y todo el arsenal que en una sola calle de este pueblo se podría formar un pequeño ejército, pero por primera vez en la historia de la humanidad unos espasmos muy similares a la “epilepsia”, podría salvar la vida de alguien.2 individuos de la misma sangre, y una ameba con patas de vuelta unos habían salvado la vida y su reputación como distribuidores de sustancias “espirituosas” la ameba había sobrevivido de sus estropicios, con eso se podía conformar.

Al día siguiente los dos hermanitos a una hora de hacer la entrega, que vendrían buscar los enviados por un cartel de cual nombre no conviene acordarme, mirando la puesta del sol desde una silla de la entrada de su casa, mirándose y felicitándose de su éxito, ¿y el gallego?, se preguntaran ustedes, pues bien fue atado con cuerda de buena calidad, transportado en el primer maletero que pasara en dirección del aeropuerto de México D.F. y por “ricardoaire” destino a cualquier país, lo suficientemente lejos de la fémina azteca y su hermanito “quebrantahuesos”. Moraleja: si eres tonto, mejor no salgas de tu pueblo o a la vista de algún adulto, 2 Moraleja: No te emparejes con “burrowewoners”, ni los guarezcas y menos aun si trabajas en sectores de riesgo. Y el narrador que les habla se va a comer un “enchilada”, pásenlo bien mis wéis.


#Charnegonews#Mexico#Satirico#Satira#Comedia#Bufa#Literatura#Relato#Gallego


26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En una sauna, así se había convertido tras la apacible y llevadera primavera Barcelonesa el mes "tórrido" de Agosto como si de una "parrillada" en Cadaqués se tratase, así se encontraban los 3 millone

Encontrábase Pachi, leyendo técnicas de tortura escrito por un exagente de la Stási , nacido en la comarca de Vic, rancio como un chorizo recién curado, y de orden, demócrata hasta cierto limite, (ya

2 humoristas mas malos que un cáncer de colón con metástasis, con menos talento que el creador de la Pizza de “Piña”, y con menos “Carisma” que el “Zampabollos” de clase, se escaparon del “Reality Sho