Buscar
  • damianrodriguez191

"Villajoel un Gallego que hizo historia, o no?"

Actualizado: 24 jun

Sonriente, frente alzada, pecho hendido así estaba mi progenitor ante la perdida de "Herminia", suegra cuyo apodo era "dolor de muelas", siempre dando donde más duele con su bastón - katana, dispuesta a hacerse notar, una mujer con carácter agrio, ácido más bien; decir terrible sería un halago, una mujer llamativa su mandilón de pescaderías "recio", marcaban una distancia entre ella y el género humano.


Después del funeral, en mi madre en mi padre en mi hermana Pelandruska, (mi madre se había encaprichado con aquel nombre ruso, sacado de esas películas de espías tan horripilantes), - había una cara de alivio, ya no más cabreos por que no hay un plato más, ni porque hay un plástico en el suelo, ni un Domingo más con berrinches innecesarios, amargura superflua e inservible. Al fin hacíamos una mudanza sin trampas de vendedor de crecepelo - venga échame una manita, que sólo tengo que mover dos muebles - y con una alegría más propia de Heidi tras haber lanzado a mi ya difunta abuela por un barranco, movíamos con ilusión sus trastos que irán a parar a un basurero no de la historia, si no de nuestro pueblo.


-Mama espero verte algún día en el más allá - sollozando entre lágrimas, bufaba mi madre, mientras retiraba los ligeros XXL, de su ya desaparecida madre - si si a mucha distancia, más allá de 500 Km si puede ser - decía tras ella su marido - y tu Breogan, ¿no la echas de menos?, ¿no esperas verla algún día en el más allá? - eh.. bueno mama, yo no creo en el más allá - afirmaba teatralmente, mientras barruntaba para mi que si me encontrara con mi abuela cuando la diñase, casi preferiría que no hubiese nada-.


Entre fotos mohosas, cartillas de racionamiento, Dnis del tamaño de un zapato, y fotos de una familia numerosa desnutrida, surge entre un libro de familia forrado con una letra de médico bastante extraña tenía una mohosidad superior a la media, lo que me hacía intuir que viejuna la cosa era, y me dispuse a leerlo aunque sin comprender nada, por que no era, ni soy de leer y mucho menos en castellano antiguo y con mohosas letras y un amarillo que no era de papel de fumar, ni de mear fuera de la tapa, así que algo me llamaba la atención, aunque era de fatigarme cuando algo no me interesa, y no era por que me enganchase la lectura, ni que hubiese intuido la importancia de semejante documento "Vintage" pero aun así continuaba la lectura ;eso si, sin entender nada la "logse", no me había dado los instrumentos para dejar de ser un "analfabeto" funcional, a mi lado, el claquetéo del chicle de mi hermana, que llevaba con el "bendito" chicle desde al menos el año 1998, creando ya, un hito, en el libro récord de los "guiness" un récord cuasi insuperable, me bloqueaba el instinto de apalanque, mi inconsciente me conminaba a continuar ya que la alternativa era estrangular a mi "hermanita" alias mandíbula "ansiosa", con su cara gallinosa y su mirada que decía menos que un mudo con la lengua cortada, mas tarde hubeme de arrepentir, ya que mi viejo se encontraba cargando todo en el coche, y mi madre en la cocina, preparando el plato especial del fin de semana, bistec de "hígado", que hacia las delicias de todos, en especial del perro que era el que se acababa comiendo aquellas plantillas comestibles, carente de testigos podría haber cometido el crimen perfecto, pero ahora era demasiado tarde.


La mujer veinteañera con la que único que me unía era haber salido,´ del mismo túnel de lavado 4 años antes que yo , seguía mascando chícles, mientras tanto intentaba leer el documento "enmohecido" por lo que parecían siglos de permanecer en el anonimato invitaban a volverlo a guardar, como aquel billete de lotería premiado que nunca miras, o las cartas de hacienda,(hasta que te embargan la cuenta),mi "agobio" aumentaba por momentos, se habían juntados 3 vectores que como flechas de un problema matemático apuntaban a mi "paciencia", por una parte el papel que deteriorado, no deseaba darme pistas de su comprensión, una letra con una grafía remilgada y pedante, y por último aunque no menos importante el "claqueteo" de mi hermana Pelandruska álias "mandíbula ansiosa", la susodicha permanecía a mis breves miradas "inquisitivas" de varios microsegundos, invitándola a dejar de claquetear, pero reconozco que dudaba entre las ganas de la protagonista con su cabidad bucal en eterno movimiento, si eran ganas de molestar o simplemente que su ego no le hacia ver mas allá de sus "tetas", reconocí en ellas una sublime perfección de fábrica (ambos salimos de la misma, pese que era un hermano desafecto, lo cortes no quitaba lo valiente, reconocía en ellas una obra de arte como el perímetro de mi cabeza, aunque eso era y es otra historia), pronto deje de fijarme en sus pechos que me "sulibeyaban", clave su mirada en la mía, -¿que miras?-continuaba-¿que fuerte eso no?- jó tío vaya caligrafía "mierder" tenías-se reía con tanta naturalidad que la de un anciana con "arteosclerosis" bailando cumbia villera-el asco se apoderaba de mi, estaba intentando entender una cosa de difícil comprensión para mi, combinado con la presión ambiental de una frívola de la familia, que lo que mejor se le daba de modo natural, era la contaminación acústica.


Pero mis pensamientos impuros de violar varios artículos del "código" penal, entre ellos el de asesinato de "pendeja" con nocturnidad y alevosía, se vieron aplacados por el grito gutural cuasi tribal- el hígado¡¡¡¡- nuestras madres nos leen la menta como "psiconautas" de ,nuestros mas ocultos deseos, era pues una realidad mi hermanita comenzaba a atacarme el hígado, incluso esos bistecs eran mas gratos, que estar en presencia de "mandíbula batiente" o jodiente, continuaba su retahila, chirriante y masticosa con su viscosa pasta que conservaba como vino de barrica, desde hace 20 años. lo dejé en la maleta donde se encontraba, quedaba poco ya para limpiar toda la pertenencia de la "primitiva", que así su nuero, ya liberado, le llamaba cariñosamente a nuestra ya fenecida "abuelita".


Pero mis pensamientos impuros de violar varios artículos del "código" penal, entre ellos el de asesinato de "pendeja" con nocturnidad y alevosía, se vieron aplacados por el grito gutural cuasi tribal- el hígado¡¡¡¡- nuestras madres nos leen la menta como "psiconautas" de ,nuestros mas ocultos deseos, era pues una realidad mi hermanita comenzaba a atacarme el hígado, incluso esos bistecs eran mas gratos, que estar en presencia de "mandíbula batiente" o jodiente, continuaba su retahila, chirriante y masticosa con su viscosa pasta que conservaba como vino de barrica, desde hace 20 años. lo dejé en la maleta donde se encontraba, quedaba poco ya para limpiar toda la pertenencia de la "primitiva", que así su nuero, ya liberado, le llamaba cariñosamente a nuestra ya fenecida "abuelita".


Comenzaba todo con triviales conversaciones, de nuestras vida, papa a punto de jubilarse de la fábrica de tornillos, mi hermana a punto de acabar el ciclo superior de "estética", ¿Qué mas puede hacer una mujer que "mascachicle"

, con pelo Whisky?, pues estética claro, mientras todos pasábamos informe permonerizado a la madre superiora, ( a todo esto mi madre se llama Romualda, se puede entender que a mi me llamase Breogán y a mi hermana Pelandruska), mi padre hombre hispánico con licencia de fabricación de "gringos" SA, era sin duda, una copia perfecta adaptada al carácter Hispánico de Homer Simpson, mientras torció la cabeza mirando a su "cuchi -cuchi" esto es su marido, y sus anécdotas de como el mono de trabajo le había reventado, en la parte trasera de sus partes pudencas, generando en el personal femenino de la empresa una "tensión erótica", que nada tendría que envidiar en una despedida de soltero con un hombre depilado y escaso de ropa, la grada del personal masculino se reía, como comadrejas descontroladas, aprovechando el despiste de todos los comensales me sirvió para discretamente dar al perro que era el único de la casa, con un nombre razonable "pepe" el pacto tácito entre el cánido y el que esto les escribe, era -tu mastica en silencio- y lo hacía-, todo iba a la perfección hasta que me tocó a mi dar el parte, a la madre "superiora controladora"-.


-¿Y tu, que?- preguntaba mientras masticaba su obra maestra culinaria, con dificultad entre su boca, como un doblador de barras que se encontraba en dificultades-.¿ya has terminado lo de electricista?-silencio-síguele la corriente a tu madre-si.., era mi "viejo", intentando hacer un chiste inteligente- mi hermana seguía mirando espectante con ojos dilatadas inexpresivos con su "mandíbula" móvil, moviéndose como si bailasen "claqué"-.


-si¡¡- exclame con orgullo semiadolescente de veinteañero, al quinto intento se consiguió todos me felicitaron hasta el perro, que simulaba alegría mientras trataba de "cazar" otra sandalia comestible, mi hermano se reía como Ana Obregón, mi viejo sonreía bobaliconamente y mi madre de tanta emoción, perdió los rulos que rodaban por el suelo de la cocina como desbocados caballos de carreras.


-¿Y de mujeres como andas?- era la pregunta de contrapunto de mi viejo ella su parienta, esto es, mi madre superiora jugaban al poli "bueno" y al poli "malo", nunca se podía terminar una sobremesa sin algún menospreció o punto débil, eran de ese tipo de personas que la "igualdad" solo les gustan en la constitución, o en el estatuto de los trabajadores, pero en la vida real era el arriba o abajo, tonto-listo, perdedor-ganador, los tonos medios cromáticos eran para ellos ciencia ficción, como el pleno empleo en España.


-Bien, bien-conteste con suficiencia-no paran de llamarme mujeres-mi madre había recuperado en un instante la ilusión de tener nietos, poder controlarlos hasta llegar a la adolescencia, era una vocación que deseaba continuar hasta el final de sus días-.


-¿Ah sí?-decía la bendita hermanita que dios me ha dado, mascando el chicle con mas nervio que un adolescente ejerciendo la "autoconsolación" un sábado noche, tras fallarle su amiga-jjaja-. interrumpió, para chafarme mi "autosuficiencia",-si no paran de llamarlo-continuaba riendo como una vedette de variedades-jaja¡¡- miles de mujeres,- jajaja-continuaba mascando- mis padres vieron como disfrutaba intentando humillar a su hermano, el cánido huyo al pasillo ante tanto furor "humillatorio",pero les podía mas conocer la verdad, sobre la triste vida sexual de su hijo menor, que padeciese una "humillación" temporal, bien podía tolerarse, París bien valía una misa, o un desbarre de una "choni" de un barrio del extrarradio de una ciudad de provincias de España, seguía al ataque con- la mujer del banco para que pague la cuota de mantenimiento del banco-continuo colocando en la cruda realidad, a su "hedmamo" del alma- la de la tienda de ropa, que llevaba un pantalón suyo allí´2 semanas, también lo había llamado-y la de la policía municipal-mis ojos se tornaban de fuego, parecía que me poseía el dios "thor", y deseaba mandarla como sacrificio humano desde el 5 piso, donde nos encontrábamos hacia el suelo-con la poli estuvo 30 minutos,-rematando- eso sí¡¡¡, discutiendo si había merecido la multa por exceso de velocidad, si es que mí "Brother", es un Don Juan, ajajjajaja¡¡¡¡-.


Todo se hundía me estaba poniendo rojo como una tetera, soltaba aire por la nariz como la boca de una tetera, me sentía peor que chanquete tras ser desahauciado por los chicos de "desokupa",pero sabiamente mi padre redirigió la ira, hacia las buenas acciones y me animo con un- vamos hijo¡¡¡, vamos¡¡¡, que tenemos que terminar de recoger lo que nos queda en la habitación de la "yaya"-.


Mi madre y hermana quedaron atras "cuchicheando" sus malas artes femeninas, unidas con mi escaso éxito con las mujeres hacían brotar de mi un sentimiento misógino mas propio de un teólogo islámico que de un joven "heterosexual" en edad de merecer, entramos pues en la polvorienta habitación cuya moradora ya no estaba en este mundo, quedaban dos maletas y escasos legajos, que como mi hámster Curro iban a tener un merecido y respetuoso final- pa la basura¡¡¡-.


-Oye papa-inquirí su atención de modo cuasi infantil- ¿tu sabes que es esto?-mostré en el reverso de la vieja maleta de cuero un pliego amarillento, polvoriento, apenas conseguía leer el pliego, su estilo y grafía se lo complicaba su escaso amor por la lectura y su escasa compresión lectora elevaba al cubo dicha dificultad-.


Leía por primera vez con interés solo superado por aquel día que con 6 años me había comprado una colchoneta para la playa, y las instrucciones solo estaban en Sueco, me quedaba observando sus reacciones como si fuese un autista visionante de videos de youtube donde hay gente que reacciona a videos de gatitos, aunque la realidad siempre supera a la ficción, veía que su cara gesticulaba en ambos niveles, el primero la incompresión de lo leído, lo segundo risa leve y el tercero ojos dilatados ante un descubrimiento que parecía imitar a Colon cuando encontró oro en la isla "la Española".-Ostias¡¡¡- bufó a media voz mirándome con una cara mas bobalicona de lo habitual, me agarra de los hombros, como aquel día que sufrí mi primer "coma etílico", y me llevó a urgencias era un caído en combate en la guerra del Sábado "noche" era un joven sin experiencia mi falta de veteranía, pudo costarme la vida, (en mi caso desde las escaleras de un edificio cercano), un fenómeno similar a los "caras de "belmez" se produjo brotaba una música de épica romántica tras las paredes, y con ello y extrañado por tal fenómeno, perdí la vista del "speech" de mi "viejo", ante la música que inundaba mis sentidos, me sentía optimista y lleno de fuerza brotaba de mi una sonrisa potente y franca, mi viejo me "abofeteo"- atiende¡¡¡, cojones¡¡¡¡- que con esto aún podemos sacar buena pasta para acabar de pagar el coche- aturdido, solo alcance a preguntar ¿de que se trata?- respondió solícito, satisfecho de su supuesto "descubrimiento"- parece que tuvimos entre nuestros antepasados a un "caudillo" militar.


-¿Y esta música de fondo?- ah eso es el vecino, que es guionista de cine "porno" y también hace las B.S.O. de las mismas- ah que casualidad-después de esto cavile rapidámente que en nuestros antepasados además de cabreros, emigrantes ilegales a Cuba, contrabandistas de tabaco había algo reseñable, y como si de un nacionalista o aficcionado al futbol se tratase, sentí un orgullo por el merito ajeno o el accidente de nacer en un determinado lugar del planeta tierra, frente a otros que por accidente, o por que no han sido escogido por los "dioses" tienen la desgracia de no nacer donde precisamente yo he nacido,-¿bueno y que?- pregunte con un insano escepticismo- ¿qué cambia eso en nuestras vidas?- ¿qué cambia?-respondió como cuando le preguntaba, por que se enfadaba cuando venia con 5 suspensas-olvídate de la mierda del prestigio familiar, que de eso no se come-añadía como iluminándome en el mundo de las tinieblas, en los que supuestamente me encontraba,-


-Tengo un amigo en una Universidad de provincias, que se dedica a temas filológicos quizás nos pueda asesorar sobre la validez del documento, así como su valor- interrumpí- ¿vendérselo a un coleccionista de esos?- interrumpe ahora el-o algún museo a lo mejor en algún museo del extranjero, o en Barcelona les interesa, ando mirando en el "google" este del móvil parece que fue un líder importante, hasta tiene parada de metro y todo...-mi viejo se fijaba en los detalles, y destacaba lo de la parada de metro, comenzaba a comprender mis propios despistes, parecían justificadas mis multas por saltarme los semáforos en rojo, era mas de fijarme de las líneas del carril "bici", parecía que era una gestión de los datos, que en mi familia se heredaba de padres a hijos, y que no tenía remedio, había que asumirlo...-bueno recogemos esto lo llevamos al punto "limpio"-sentenciaba mi "viejo"-¿y con el pliego este?-ya saben como gestiona los datos, nuestro "hómer" hispano- ah si, mañana llamo a Jesús-.


Al día siguiente.....


Son las seis de la madrugada, oigo un aullido de PEPE nuestro canido triturador de sandalias comestibles cocinadas por mi madre, no era celo, (no era la época), nadie había entrado en el piso, quizás el dolor de estómago por haberse tragado lo dado por mi el día anterior, sentí culpabilidad, quizás visite el cielo con mi abuelita en breve, pensaba de modo muy binario, ´´pero había realizado mi buena acción del día, le había hecho el boca a boca, un masaje cardiaco, agarre su caja torácica, para que sacara lo que tenía entre pecho y pecho, me sentía como david hasellhoff, tras haberle salvado la vida, me lo agradecía babándome con un lametón, había salvado su vida, pero exponía la mía a coger una infección, hace poco se había lamido sus partes pudencas, la vida es dura y sucia muy sucia....


Abrí la ventana vi el amanecer de un día de "invierno", esperaba la salida del sol, pero mientras esto sucedía hacia tiempo criando una buena neumonía toda ella compensada con la visión de la "vesinota" desnudándose para ir a la ducha, (pronto debería acudir yo con agua fría, para bajar el puente grúa, que se elevaba sin licencia de obra, y sin piloto que lo manejase), la colección de volúmenes de un eterno opositor del segundo de enfrente, me hacían sentirme afortunado, tanto esfuerzo inútil para no conseguir nada me hacían solidario con el, las discusiones retorcidas, enrevesadas agotadoras y de vaciedad e inocuidad insalvables, brotaba de mi de compasión una mujer bella presa del tormento mental de un hombre también bello por fuera pero muy oscuro y "atormentado" por dentro, la hora transcurrida en un balcón de un piso tenía un aumento exponencial por mi al "cotilleo", nunca lo había probado como ese día y como el 69 acabe cogiéndole un gusto cuasi adictivo.


Amaneció y levantose mi "viejo" eufórico no solo para semejante descubrimiento, si no que quizás con algunos millones en la cuenta corriente, no tendría que preocuparse de si habría que trabajar dos años o dos años menos, para que como una finca mal expropiada, parte de su esfuerzo no se viese retribuido, procedió a llamar a este experto en Filología Hispánica, más adelante también me fije que era experto en IRA culta que a diferencia de la popular es mas contenida aunque la onda expansiva tiene la misma fuerza y si cabe de un brutalidad mayor.


-¿De que conoces a este hombre?- interrogaba levemente preocupado a mi padre, mientras observaba referencias del susodicho por internet-.


-Estudie con el en la secundaria-mira hacia la ventana, mientras masticaba la tostada quemada, por una desidia al ser hombre no podía atender la tostadora y la cafetera a la vez, en cambio, mi madre al ser mujer podía realizar dos cosas a la vez, nunca tenia ese tipo de problemas, su "homercito" lo asumía con naturalidad,-.


-¿erais amigos?- preguntaba escéptico, mi viejo con un intelectual de amigo, no me pegaba y mucho menos un catedrático, algo no encajaba en esto comenzaba a temerme lo peor-.

-Bueno no éramos muy amigos- respondió mientras escupía con desidia la carbonilla de una tostada quemada por sacarle demasiado tarde- pero seguro que me asesorara, es un prócer de la sabiduría-.


-Era el que le pegaba las collejas en clase a tu padre-intervino mi madre, dándonos las espaldas y intentando rescatar algo del estropicio hecho por mi viejo en la cocina-.


El que calla otorga decía el refrán, mi padre masticaba en silencio la tostada ennegrecida por exceso de tiempo, comenzó a recordar las collejas de Jesús el catedrático, cuyo mote era el "chapón", parecía que esto prometió, quede expectante.


Procedió pues mi viejo a llamar el teléfono de la universidad, tras preguntar 3 veces la extensión del despacho del "afamado" profesor y compañero de secundaria de clase, la conversación fue cordialísima, no solo en el tono cortante del docente o incluso amenazante, si no también preguntas tales como,-¿pero tu quien eres?- ¿pero tu crees que investigo y asesoró para ti?-continuando- tú lo que eres es un aprovechado¡¡¡¡¡¡- mi padre se deseanimaba ante ese torbellino de mala "uva", escasa empatía, su cara se iba transformando en una cara de cordero degollado, o alguien con estrés "postraumático" tras ver una maratón de películas de Pajares y Esteso.


La familia permanecía expectante ante el veredicto del "iracundo" que hablaba al otro lado de la línea, pero como todo al final después de la tormenta viene la calma, recuperamos toda la familia, la alegría cuando desde la otra línea del teléfono con el altavoz del teléfono puesto oímos con sorpresa tras la "iracundia" previa-puedes venir mañana a las 11:00-concluyendo- se puntual por favor tengo clase a las doce, no os podre atender mucho tiempo-.


El día restante concluyo con nuestros quehaceres habituales, mañana prometía, estaba pues expectante, ¿nos sonreiría la fortuna?, o al menos ¿tendríamos un antepasado glorioso?, o ¿todo quedaría en agua de borrajas?, lo sabrán después no de la publicidad, si no mañana, paciencia.....


Al día siguiente.....


yo y mi padre sin dificultades para encontrar aparcamiento en un parking cuasi vacío de una Universidad de provincias, cuyo único merito para muchos era el wifi gratis y un café mas barato que en el bar de la esquina, dejábamos una joya arquitectónica a la vista de todos, un Talbot 155, (modelo prohibido en cataluña). de color azul metalizado con sus bolitas en el retrovisor, su radiocassete, las cintas´ de los "chichos" se detuvo el tiempo en 1983, en esa fecha lo había adquirido mi padre como flamante vehículo de recién casados, cuando uno se introducía en el, parecía que el tiempo se detenía.


Nunca habíamos entrado en ningún centro del saber como este, ni por vocación ni capacidad, pero era un lugar minimalista, mínimo esfuerzo, mínimo decorado, mínima asistencia, mínima gente, las universidades de provincia símbolo de progreso (o eso decían), mostraban la inanidad de continente y contenido, muchos de sus licenciados acabarían engrosando las listas del paro, o trabajando en la hostelería, pero siempre un político podría presumir que Aljete con 5000 habitantes, tiene parado de AVE y una Universidad, aunque muchos ya proponían el nombre de localidad, manteniendo la endogamia de los pueblos de la España profunda (había que mantener la tradición), se transplantaba la tradición al mundo de la universidad, la noble tradición española del "catadratico", especialista en ciencia infusa, y créditos universitarios con el valor del Bolivar Venezolano.


Caminamos perdidos al fondo como si nos encontramos en Alicia en el país de las maravillas, oteamos una pequeña cabeza redondica en forma de huevo, que bajaba unas escaleras en forma de caracol, fue un acto reflejo yo y mi padre seguimos como dos tontos muy tontos acelerando la marcha en dirección al objeto viviente, que parecía un ser humano bípedo, aumentábamos la marcha el nos observaba y aumentaba la suya, descendió las escaleras nos daba las espaldas con cierto respeto, nos sentíamos como dos leones en busca de nuestra "gacela" semanal, y solo se escuchó el bramido de mi "viejo"- ey¡¡¡,por favor un momento- el hombre cogió velocidad de crucero y comenzó a correr, un hombre de mediana edad que facilmente conseguimos alcanzar, tropezó con el suelo recién abrillantado, lo alcanzamos sin problema...


-No me hagan daño¡¡¡,por favor, reviso el examen, sin problemas-temblaban las piernas como si fuese un humorista experto en el "diodeno"-se trataba a un profesor de Derecho "Romano", se encontraba en un estado máximo de "paranoia", ya inducida que brotaba en el de manera cuasi "natural", había llenado su domicilio de cámaras de seguridad, hasta había pensado en contratar los servicios de un "guardaespaldas", para tener una protección ante esos alumnos de origen logsiano que demandaban un aprobado y que en su irredento "progresismo", veían rancio la palabra y el concepto tan medieval como ellos como el derecho de "pernada" o la economía de los siervos y señores, se trataba pues; del concepto esfuerzo, corrían tas este profesor que aún creía en tan mañas ranciedades, que no hacía exámenes difíciles ni disfrutaba suspendiendo, simplemente pedía que estudiasen, acabó pagando las consecuencias, le hacían ofertas que no pudo rechazar, las rechazaba, lloraban delante de el, no se conmovía, se ofrecían bellas damiselas en su despacho, corría presto a su casa a disfrutar de una ducha de agua fría, toda la presión suave o fuerte había fallado, ahora decidieron sus alumnos cosmopolitas, alternativos, "guachipandis" y pacifistas pasar a la amenaza directa; cierto es, que todo aprobado "democraticamente" como un "concilio de trento" del universitario posmoderno, su vida corría peligro lo sabía aunque firme en sus principios pedagógicos, vivía en una tensión permanente estaba a punto de estallar.


-No hombre no¡¡¡¡-berreaba como cuñao en palillo en bar mi progenitor, en esto lo levanto con sus manos callosas experta en manejos de tornillos de diferentes tamaños y tipos lo levanto, le sacudió la camisa que no a el, lo cogió por los hombres, como una toalla usada, lo cogió por los hombros, se miraron fijamente mi torno su fez en una cara de asco, iluminándose su ojos con un fuego fatuo, a la par que su auxiliados, movía los morritos a lo "Jagger", como intentándole dar un "besito", todo se torció cuando mi padre lo empujó al grito de -pero serás maricón, gafapasta¡¡¡¡-lo que bien empezó-me decía a mi mismo- con mi padre siempre mal terminó-.El docente como hombre despechado y engañado, huyó como un niño lloroso y balbuceante ,apenado me decía a mi mismo, tendremos que buscar a otro que nos guíe hasta el despacho del catedrático Jesús Siniestro, mientras tanto mi viejo perplejo ante la huida de un hombre "amanerado" y herido en su sensibilidad, el solo quería agradecer su ayuda y su simpatía, mi "viejo", era brusco, escasamente cariñoso, aunque lo mas importante es que era "heterosexual".


Nos encontrábamos ante esta inmensidad simulando a un desierto africano, de color blanco pulido, límpido, pulcro, vacío de mobilario, vacío de individuos bípedos excepto yo y mi padre, intuíamos que también vacío de un conocimiento que te permitiese ganar un sueldo, pero eso tan solo, era para hijo y padre una intuición del sentido común, que era cada vez el menos común de los sentidos.


Comenzábamos a perder la esperanza de encontrar a alguien para que nos guiase al despacho del catedrático, comenzaba a aproximarse la hora convenida y nos encontrábamos solos como dos beduinos ante la inmensidad del desierto, no teníamos sed, aunque si impaciencia ,pero siempre el destino ayuda a las buenos, o al menos a los mas "zenutrios" mi viejo el "homer" Hispánico y yo su hijo el veinteañero "de la media", fuimos premiados como un canto de sirena al que guiarse, era un ronquido profundo parecía salido de una caverna ideal para la practica de la espeleología, mi viejo que había hecho la mili en "jaca", recordaba las clases de orientación, movió la nariz como una "ardilla" devoradora de nueces como un indio "aratejoes" se puso a 4 patas, esquivando todo tipo de papeles, cartones vacíos de "klinex" de "tic-tac", residuos urbanos aparte torciose a 4 patas hacia la izquierda, parecía poseído por el demonio, mas tarde retorció su cintura y se incorporo a la derecha y tras 400 metros de búsqueda, en una "estafeta", encontramos el origen de los ronquidos, un bedel, que se encontraba en su puesto de trabajo, dándolo todo sin burbuja en la nariz, sin lengua tras los labios simulando a un epiléptico, simplemente era preso de la fase "REM" del sueño, sus ojos se movían tras los parpados como un claustrofóbico en un accidente de coche, era el "Pavarotti" de los ronquidos, quizás mi padre y yo necesitáramos un sismógrafo, para poder registrar tan maño hecho en el libro récord de los "guiness", en la operación triunfo de los ronquidos, ni siquiera Risto Meijíde, podría no valorar positivamente, padre e hijo sentimos pena, pero ante tan "edificante" e "increíble", espectáculo, pero nos veíamos obligados a despertarlo, nos dio pena, pero una posible minuta de varios ceros nos obligaba.


-Pájaro¡¡¡- gritaba mi viejo desde una mampara simulando a una visita de un familiar a su marido en la cárcel-concluía con una sentencia- ¿nos puede ayudar?-.


El Bedel descendió como la caída del imperio Romano desde su silla de oficina, hacía la mesa, pasando por su pata y como final de línea de su viaje, al suelo recién abrillantado por "Marilys" señora de la limpieza de suelos y de sables,(afirman las malas lenguas, que le gustaban las armas).


Pero llegamos a la conclusión de que nuestro hombre se había acostumbrado a la llamada al otro lado de la mampara, como encuentros en la tercera fase, el también las recorría, caída, levantarse, atender era algo que ya le salía natural-dígame, ¿en que le puedo ayudar?-interrumpiendo nuestro comienzo- no hacemos fotocopias-en el fondo una vieja fotocopiadora abandonada como un padre de familia de 90 años, en una residencia de ancianos-.


-No, no -interrumpí- tenemos un encuentro con el catedrático de crítica destructiva de gilipollez posmoderna y sentimentaloide, tenemos una cita con el- el bedel nos interrogó, con la siguiente pregunta- ¿saben su nombre?-preparaba un listado con unas hojas que era evidente que hacia años, que no había consultado-.


-Si¡¡-decía con ilusión infantil, mi progenitor-Jesús Siniestro Ruipérez-añadiendo con mas infantilismo aun- estudie con el- decía sacando pecho, como aquel aficionado que sin merito de su parte, se siente orgulloso que su equipo gane la liga-.


-Si, el que le pegaba las collejas-añadí sin emociones, era como Pathy y Shelma, debía hacerlo de vez en cuando, para que las imposturas paternas fueran destruídas, y volviese del coma "de la berza" al sueño consciente de la realidad-.


-Si, un momento que lo consulto- se mostraba poco diestro a la hora de esforzarse en consultar el listado-.Se aproximaba la hora del encuentro, así se expresaba en mi reloj de fabricación extremeña (filial de los de la bellota), "NICASIO", según mi "viejo", era un hombre que no le gustaba esperar, llegaba la hora, y el funcionario con plaza fija nos estaba haciendo esperar a nosotros-.


-Despacho 666, segunda planta- nos dijo con apatía el funcionario bederil-mire mi reloj, mi viejo la panza cervecera que cultivaba con esmero, el bedel volvió en los brazos de Morfeo, y como una especie de David Hasselhof de los vigilantes de los tangas, corrimos en "slow motion", sus michelines le daban en toda su frente, recordándole su vida sedentaria, a mi aunque no obeso, me arrepentí de llevar los playeros sin calcetines, rozándome como con "Oswalda" en una fiesta de reguetoneros weros, sufrimos durante 3 minutos, subimos la escalera, una bella estudiante, admiro el fenómeno de la física de ver con que gracejo, como un hombre cincuentón con lorzas incorporadas conseguía saltar escaleras de dos en dos con una agilidad, propia de una gacela africana, yo joven pero abstemio del deporte, subía como un chiquito de la calzada se tratara.


Llegamos al fondo de la segunda plata, allí esperándonos en la puerta y con unas cejas que representaban el símbolo de la victoria sobre su rostro, y tras llegar con un minuto de retraso, (el otro retraso de mi viejo se daba de sua), llegamos ante su presencia, un minuto de espera, nos ponía ante el pie de los caballos de su crítica, la recibimos con resignación-¿pero que os creéis?-añadiendo soltando aire por la nariz- ¿Que ando esperando a la gente por que si?-impertérritos quedamos, ante tan "cálido" recibimiento,-


-Anda, pasen....- nos invitaba con resoplidos combinados de nariz y boca, pese a la baja intensidad de sus palabras, se oían cosas que no conseguimos comprender- si seguro que serán posmodernos, o lo que es peor afrancesados-.


Se sentó con un batido fuerte sobre la silla con sus posaderas, quería que fuésemos conscientes de que quién se trataba, que nos estaba dedicando su valioso tiempo y de modo gratuito, solo esperaba que tras llegar un minuto tarde, tuviesen un nivel superior de conversación de un "logsista" profesional, nada de perroflautismo, ni posmoderneces, la vida ahí fuera es dura, sobre todo en el decadente mundo occidental primermundista, pero era lo de menos, si sonreíamos seria el susto o muerte de la profesión docente, nos mandaría a tomar ... las de "Villadiego".


-Bueno, querido excompañero de clase....-mientras hacia la pausa dramática, parecía ver con malicia a mi progenitor, el bajaba la cabeza, intuía que quizás tuviese "recuerdos" coincidentes, su compañero era el benefactor y el ascendente mío el receptor, de jugosas "collejas" mañaneras-.


Sabia que algo faltaba, no hablo de búsqueda interior ni de vocación, ni del sentido de la vida, pero como aquel anuncio de los 90 solo pude decir- Airbag la carpeta¡¡¡¡¡- mi padre me miro, el profesor Siniestro se puso rojo, como si Pablo Conejo estuviese en su presencia recitándole un poema sobre el Karma y las vidas futuras, intente minimizar daños y ataques a la yugular con la siguiente salvífica frase, que me salvo de una muerte prematura-en el coche¡¡¡, en el coche¡¡¡-añadiendo- no en la casa, mi viejo coloco en su móvil el tema de "Benny Hill", sabía que era de apalancamiento múltiple, pero con esta "cancioncita", sabia que me poseía el espíritu de la velocidad de la luz, del tren que llega a tiempo, salí corriendo a una velocidad de 25X72, catedrático y progenitor salieron del despacho, para ver como me movía a la velocidad de un VHS rebobinando un film, sorprendido el docente de este hecho tanto como un alumno no gilipollas, mi progenitor controlando el tiempo, era una gestión importante deseaba saber el desenlace cuanto antes.


Subí tras 5 minutos de eterna espera de docente y excompañero operario en fabrica de tornillos, hablaban de sus monótonos empleos, uno ante autómatas que nada parecía demostrar interés en las clases del catedrático en su aula de "crítica destructiva de gilipolleces posmodernas a través de la literatura o juntaletrismo amateur con ínfulas", mi viejo también trabajaba con un robot autómata para pernos y tojinos de diversos tamaños, en resumen tenían en común pese a vivir en mundos diferentes, podría resumirse en la monotonía dejarse llevar por un proceso repetitivo de actos que salían desde el mas profundo de sus subconscientes.


Entramos pues a la faena, nos sentamos sin prolegómenos, abrimos de una carpeta de color marrón, y entregamos el manuscrito al experto en asuntos filológicos, que no arqueológicos, pero ya sabemos que todo tiende a la especialización o subnormalización según se mire...


Procedió a abrir con sumo cuidado, aunque con el mismo rostro de indignación el manuscrito ese amarillismo, recordaba sus años combatiendo el afrancesamiento de los estudiosos de "Deluzianismo" del "Borderismo" del "Perryandersonismo", como Quijote ante molinos posmodernos, el Eliott Ness de la literatura y su brigada "antimierdas", pese a la dificultad de la letra barroca que conocía de sus estudios en Filología o la la "vetustez" del soporte de papel que dejaba lagunas, y signos escriturales mas borrosos que una letra de medico hecha por un alumno de tesis doctoral con los dedos metidos en un enchufe.


Permanecíamos expectantes el veredicto del experto, se sonreía conteniendo la risa, (cosa rara en el, le parecía una licencia solo al alcance de débiles mentales o frívolos de primera categoría),pero tomándose una licencia vital que no literaria, comenzó a reírse de un modo tan espontaneo, que era raro en un hombre tan retraído que surgiese en el, aquel torrente de espontanea y franca risa-jajajajajja,ajjajaajajjajjajajaja- daba golpes con la mano sobre su despacho, poniendo en peligro la vida de esta mesa de metacrilato, observamos todas estas contorsiones con cara de "Gallino" y temiendo lo peor en cuanto al resultado del veredicto, que esperanzados estábamos en que nos ayudase a mejorar la cantidad de dinero en nuestra respectiva cuenta corriente familiar,-bueno, en fin...jajaaja, resulta que ustedes descienden de Pepiño Vilaljoel, héroe de la guerra de sucesión de 1714 en el asedio de Barcelona, que aunque gallego fue allí a ver que pasaba, o depende lo que caiga, hay que adaptarse, la vaca es de donde nace no de donde pace, resumiendo un "advenedizo"-.


-¿Y?- dijimos al unísono el tandem familiar-bueno no tuvo una actuación especialmente heroica su paisano-nos miramos padre e hijo como un rey pasmado, sabiéndonos que nuestro gozo estaba en un pozo, al final el mileurismo seguirá llamando a la puerta de nuestro humilde y "bizarra" familia-el profesor Siniestro me dio con ímpetu el manuscrito, pude leer con dificultad el siguiente párrafo donde relata las hazañas de nuestro antepasado, seguía así:


-Galleq, fill de puta ¿ón vas?-un corrillo de soldados heridos en el combate- cobard, cagalastic, venut,-era lengua catalana, suponía que eran palabras de aliento y animo de sus hombres-.


-Me voy que he quedao, manda carallo, casi me da una bala en la muela del juicio-


-vosté est un traicioner- parece que se colocaba ante el uno de sus oficiales-.


-No hombre, no que vuelvo que voy a por pólvora-interrumpe secamente su segundo a bordo-¿Quánd tornara?-respondía sin ambages uno de sus hombres mas fieles- pues dependen, no te preocupes hombre-¿depend?-apela otro hombre que perdiò un brazo por un cañoñazo-pues segùn como se mire todo depende, hombre- contesto sin temor el general Villajoel-.


-Bueno voú indo, que me teño que ir, vémonos que xoga o deportivo, chaus-.


Aquí pude terminar de leer, el resto del manuscrito era oscuro para mi, se perdía entre cal, letras borrosas, y lugares vacíos como las dudas que sobre este antepasado mío me quedaban, me situaba ante el a mitad de camino entre la perplejidad, la ira y la curiosidad, en días sucesivos supe que acabo sus días en Galicia, como aquel que fue a probar suerte en un conflicto, o en otra tierra, como si solo fuese una pausa publicitaria de su vida ordinaria.


Bajamos pues a la cafetería de este centro del saber, que dicen las malas lenguas que es el lugar mas visitado, cierto era, que en este vacío arquitectónico era el único lugar donde había vida, que se llenaba con risas, amores, conversaciones pseudointelectuales.....y mi padre, bendito padre, comiendo un "croasan" sin masticar, saborear para el era un lujo que no se podían permitir mas que los privilegiados, solo le interesaba el valor nutritivo de algo que no se por que, me recordaba a la nariz de ALF, me emocione recordando mi infancia con ALF, pero me indignaba por que mi padre genocidiaba la nariz de ALF, fue un momento psicoanalítico que como el mismo psicoanálisis, no merecía la pena ni comentar, pero me ha traicionado el subconsciente, por allí se acercaba una alumna argentina, decidí dejarlo o podía pasar quizás; quien sabe, 20 años en una consulta con ella.


Broto un grito gutural, desde la segunda planta de este centro del saber, que imitaba a unas galerías carcelarias, era el profesor Siniestro, que en su afán crítico de la vida moderna, insulsez, predominio anglosajón de formas e ideas, que para el era mas que un cumulo de mierda insulsa y posmoderna, recordó los viejos tiempos con mi goloso progenitor-NEGROLEGENDARIO¡¡¡¡¡,AFRANCESADO¡¡¡-tomo aire-, intuía que ahora venia lo fuerte-tomate un chocolate con churros, que estamos en España¡¡¡, mojigato,- a mi padre se le atrangantó del susto, y el café le entro por el lado que no debía de la tráquea, tuve que hacerle la presión torácica mi escasa fuerza no era el requisito mas conveniente para una barriga cervecera era mayor que el cinturón de autopistas de la comunidad de Madrid. Al fin conseguimos salvar la vida de mi padre, el profesor sintió compasión por mi viejo, pero tenia clase y la obligación manda, mis movimientos sexys para salvar la vida de mi padre, sirvieron para que una joven estudiante de "coregrafía", me plágiese unos pasitos de baile, para perfeccionar el noble del "reggettón" artístico de arte y ensayo.


Si acaso tras este incidente salimos padre e hijo si acaso mas asqueados, que antes, dispuestos a salir como ovejas trasquiladas de nuestras falsas perspectivas, cabizbajos incluso cuando mi viejo estaba al volante, nos impedió ver a un alumno de la universidad senior, poseía acento extremeño, y recién jubilado, comenzó una retahila de insultos en perfecto Castellano, -zurupeto, armesillista, mascachapas, zoquete amilanado, que, ¿no te das cuenta del paso de zebra?- anonadados quedamos ante tan hábil manejo del lenguaje castellano-Pardiez¡¡¡-exclamo mi progenitor como poseído por el espíritu de Cervantes durante escasos segundos- Retruécanos¡¡¡- rebuzne yo como si fuese un intelectual con bufandita y cazadora negra-.


Marchose indignado al centro de saber, para jubilados mirándonos de una manera torva, como intentando recordar nuestras caras, para futuras tandas de insultos de un estilo literario propio de Julio Camba.


Dirigimos nuestros pensamientos, vehículo y cuerpo físico en dirección a nuestro hogar, pensando que mañana nos esperaría otro día de la cadena del sistema económico donde como trabajadores, recibiremos nuestro retribución mensual de 1000 euros.


A los 15 días......


Sonaba el teléfono con un prefijo 93, mi padre miro al móvil, no lo conocía pero accedió a atender a la llamada, desde el otro lado de la línea sonaba con un acento marcado de la comarca del ampurdá en un castellano macarrónico, se hacia llamar Jordi "tururu", se hacia llamar el historiador "creativo", estaba interesado en nuestro manuscrito, que había retornada a su covachuela en la maleta, dando a entender que para nuestra familia, ya quedaba proscrito en nuestro recuerdo, lo que sucedió después es otro historia....¿les interesa conocerla?, ¿acaso no han tenido suficiente con esta?, pues otro día, que la gente tiene vida.


#Charnegonews#Literatura#Satirico#Comedia#Caspa#Progres#Rancio#Fracaso#Escritor#Barcelona#Catalunya#Cataluña#Ñordo#Lazi#Villarroel#Maestro#Universidad#Historia#Gafapasta

-




36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En una sauna, así se había convertido tras la apacible y llevadera primavera Barcelonesa el mes "tórrido" de Agosto como si de una "parrillada" en Cadaqués se tratase, así se encontraban los 3 millone

Encontrábase Pachi, leyendo técnicas de tortura escrito por un exagente de la Stási , nacido en la comarca de Vic, rancio como un chorizo recién curado, y de orden, demócrata hasta cierto limite, (ya

2 humoristas mas malos que un cáncer de colón con metástasis, con menos talento que el creador de la Pizza de “Piña”, y con menos “Carisma” que el “Zampabollos” de clase, se escaparon del “Reality Sho